jueves, 4 de enero de 2018

THE GIFTED T1 - Análisis

The Gifted es la nueva serie de la Fox basada en la franquicia mutante marvelita y creada por Matt Nix, quien se considera gran fan de los mutantes.
La serie está ubicada supuestamente en la línea temporal que dejó atrás Bryan Singer y retomó Brett Ratner en X-Men 3, La decisión Final. La misma línea cronológica en la que siguen sucediéndose las aventuras de Lobezno Inmortal y Logan. 
Los Xmen desaparecieron y dejaron un mundo en contra de los mutantes. Mutantes que además van despareciendo.

Entre todo esto tenemos 3 grupos. Los mutantes que viven escondidos donde encontramos conocidos de los comics como Ave de Trueno, Destello, Polaris o las Cuckoos de Stepford (estas me encantan), los centinelas, que no son los robots gigantes de toda la vida sino una division de agentes del estado que trabajan con tecnología punta y con empresas Trusk para parar a los mutantes. Y a la familia Strucker, los elegidos o los dotados, cuyos hijos, descubren sus poderes mutantes y por ello comienzan a huir y a ser perseguidos por los Centinelas y ayudados por los mutantes. 

Para mí, la serie es lenta, un tanto aburrida en cuanto a acontecimientos, los personajes no se explotan demasiado y visual y fotográficamente tampoco impacta. Y digo eso con rotundidad y conocimiento de causa de lo que es capaz FOX, porque el año pasado sí quedé muy gratamente sorprendido con LEGION y por eso albergaba esperanzas para The Gifted, pero parece que todo lo que toca Singer queda descafeinado.

Según ha avanzado la serie (pero han hecho falta más episodios de la cuenta) la cosa se ha puesto algo más interesante. Faltaría más. La aparición de Esme, el cuco de Stepford y sus hermanas avanzan un posible club fuego infernal para la próxima temporada. Los hermanos Strucker van descubriendo que tienen un poder que tiene historia, pasado y un futuro más oscuro de lo que esperaban. 

Sólo espero que se desarrolle más a personajes como Polaris, que es la hija de Magneto y lo merece cojones, a Ave de Trueno, que nunca tuvo su merecida oportunidad en los comics (aunque me moló su versión de los Exiles) y a Blink/Destello, que aunque sé que no es la versión de la era de Apocalipsis, personaje adoptado por Dientes de Sable a quien adoro, sobretodo en los lápices de Madureira, pues creo que puede molar bastante.

Tampoco puedo contar mucho más. He de dejar que avance un poco y no destriparos nada. De momento, lo que me ocurre desde hace unos años (con la excepción de Legión), me parece que las franquicias mutantes no caen en las manos adecuadas y que se les podría sacar muchísimo más partido.